Álex «Kuku» Noriega: «En un rallye puedes empezar como Sébastian Loeb y terminar como Sor Citroën»

"Me siento querido. La verdad es que me siento querido por la gente. No sé... yo para mí mismo digo: he debido hacer las cosas bien en un pasado"

903
- Publicidad -

Desde que trascendió públicamente su incorporación al Team Vilariño, el móvil de Álex «Kuku» Noriega no ha dejado de recibir felicitaciones y parabienes y en las redes sociales tampoco han cesado los mensajes de aliento y apoyo. Y es que el «Kuku» se ha ganado el cariño y afecto del mundo de los rallyes con una trayectoria que suma ya más de tres décadas. Como él bien dice, «son muchos años, muchos pilotos, muchos golpes, muchas enfermedades». Tras un paréntesis «de fuerza mayor», ahora comienza una nueva etapa con la misma ilusión y ambición de siempre y ahora nos toca a nosotros disfrutar en los rallyes de su conocimiento, su naturalidad y del buen rollo que proyecta: «No sé hacer otra cosa bien. ¡No es que la haga muy bien ehhh! Pero no sé hacer otra cosa bien». Un crack.

Segundo test de la pretemporada, tras es Rallye Lloret de Mar. ¿Cómo te encuentras y cómo son las sensaciones en tu aterrizaje en el Team Vilariño?

Las sensaciones son buenas. A Luis le conozco hace casi 20 años, porque corrimos en una misma copa de promoción y siempre he tenido un buen trato con él. Esto surgió a partir del año pasado, empezamos a hablar a últimos de año y empezamos a trabajar en este proyecto, que yo creo que va a ser bastante bonito. El otro día, en Lloret, fue la primera toma de contacto con el auto nuevo en la superficie de asfalto, que es en la que Luis Luis tiene más garantías porque ha desarrollado toda su carrera deportiva en asfalto. Y hoy estamos aquí, en este maravilloso circuito de test -«tramo Barbeirón» en Pobra de Tives-, probando no el coche con el que vamos a correr, sino otro coche de otra categoría, pero que también es un tracción total, para que Luis coja confianza y coja el tacto a la terracería, al suelo, que esto de la tierra no es como un circuito, que tienes todo muy controlado. Aquí cambia, por ejemplo, de hoy por la mañana cuando hemos empezado a probar a ahora las condiciones del asfalto han cambiado muchísimo, se ha quitado la capa de la canica de arriba, ahora sale la capa dura que tiene más grip y eso son parámetros que Luis desconoce. Trabajando más y haciendo más kilómetros, que para eso estamos aquí, cogeremos una primera idea y, después, cuando nos presentemos a otros rallyes de primeras, que él no tiene la experiencia de haber ido allá, para poder desarrollar una línea de trabajo para intentar hacer la mayor velocidad posible dentro de una seguridad, porque aquí en la tierra no es como en el asfalto. En el asfalto te puedes confundir un poco y la puedes librar; aquí, si la lías, la lías.

En el ámbito personal, tuviste hacer un parón por enfermedad en tu trayectoria como copiloto, pero desde que hace unas semanas se conoció que te incorporabas al Team Vilariño, la gente te ha recibido de nuevo con los brazos abiertos…

Me siento querido. La verdad es que me siento querido por la gente. No sé… yo para mí mismo digo: he debido hacer las cosas bien en un pasado. Llevo corriendo en rallyes, en contacto con las carreras, desde el año 90, y ya a nivel nacional, desde el 93. Son muchos años, muchos pilotos, muchos golpes, muchas enfermedades… imagínate. Esta vez… ahora estoy bien, pero hace 20 días me estaban haciendo diálisis para meterme un medicamento nuevo porque no lo estaba pasando bien. No hay problema. Llevo 10 años más de vida, porque yo me tenía que haber muerto por el 2012, según me decían los médicos, con lo cual, agradecido. Y otra buena época, que me sienta bien esto… ¡No he parado, ehh! No he podido correr, porque hay cosas a nivel jurídico y de licencia, que los seguros no se hacen responsable si estás malito, obvio, pero no hay problema. No he parado, he estado siempre en contacto con los pilotos, he trabajado en otras funciones. Pues de… es que me suena lo de coach muy allá; enseñándole todo lo que yo sé a un crío o a un señor de cuarenta y pico años como tiene Luis… entonces, no he estado desconectado de esto. No sé hacer otra cosa bien. ¡No es que la haga muy bien, ehh! Pero no sé hacer otra cosa bien.

Vemos que empezáis la temporada con muchas ganas. En el Campeonato de España, ¿dónde crees que puede estar el techo del equipo?

Yo creo que en el Campeonato de España, con los rivales que puede haber este año… ya sabes que todavía nadie revela sus cartas… yo creo que el año pasado el desarrollo y la curva de Luis fue creciendo poquito a poquito hasta situarse en una posición final de rallye cuarto-quinto, quinto-cuarto, sexto… en esa franja en la que, si hay algún problema entre los de cabeza, tú puedes meter un poquitín la cabecita. Sus tiempos y la velocidad la tiene… con más trabajo, sobre todo con este auto nuevo, que, aunque parezca por afuera igual, hay un manual del coche, que es el DNI del coche, que cambia todo. Del user manual del Skoda este nuevo con el anterior no hay casi nada igual. ¿Qué pasa? Que Luis tenía conocimientos sobre un Skoda igual por afuera, pero en nada que se pareza ni en mecánica, ni en las suspensiones… y eso, pues claro, hay que trabajarlo. Luis es un tío que, tanto como yo, si nos metemos en algo, es para hacerlo bien. Yo tengo mucho orgullo, a mí me fastidia muchísimo perder por tonterías. Entonces, si nos metemos, vamos a intentar hacer el trabajo lo mejor posible. Después, claro, los demás rivales están haciendo lo mismo.

En esta fase preparatoria, ¿cuáles crees que son los aspectos que crees que Luis tiene que mejorar y cuáles son también las virtudes que desconocías que tenía?

Yo desconocía la velocidad de Luis. Nunca corrí con él, estuve siempre de rival. Sabía que era veloz, pero lo desconocía… Luis ha tenido también un impasse; el mío ha sido por fuerza mayor y Luis ha tenido un impasse por negocios. Luis esa velocidad la tenía ahí y, entonces, el otro día en Lloret de Mar, con todo lo que nos pasó de un pequeño error… ya tú sabes, rallyes… después desarrollamos una velocidad que, si hubiera sido el rallye en condiciones normales, hubiéramos estado por ahí delante, no sé si ganar, segundos o terceros. Luis tiene esa condición, tiene rapidez. Otra cosa que me gusta mucho de Luis es que es un paisano, escucha, interpreta y lo intenta hacer. Hay gente que dice «es que llevo 20 años corriendo». Es que llevas 20 años corriendo equivocado, puede ser, porque, si no has ganado, es que llevas 20 años corriendo equivocado. Y Luis no ceja en ningún empeño de saber de material, de neumáticos, de la experiencia que yo puedo tener, conocimientos, porque ya te digo en estos últimos 25 años los he pasado por estas carreteras de aquí, por Europa y por el mundo… Entonces, juntando las dos cosas, con las ganas que tenemos, no tenemos ningún objetivo… el objetivo es que este hombre disfrute. Yo voy a intentar todo al 100% para que disfrute. Que los patrocinadores queden muy contentos con el desarrollo del trabajo. Haciendo esa línea de trabajo, marcándonos solamente tener una constancia y una velocidad, para ser un cuarto o quinto coche de la parrilla, con eso estaríamos contentos. Los rallyes después empiezan y a lo mejor te crees Sébastian Loeb y te acuestas siendo Sor Citroen… ya tú sabes. Una cosa es lo que empieza y otra lo que pasa. Generalmente en los rallyes, siempre, de 10 carreras haciendo las cosas bien, te sale un rallye y medio bien, te salen 5 regulares y otros 3-4, un posible hostiómetro, un abandono porque se salió una rueda no se sabe bien por qué, cayó un meteorito… entonces, hay que trabajar muy bien. Es muy ingrato, porque son muchas variantes. Haciendo las cosas bien, tenemos serios problemas para intentar un buen resultado. La cosa es que estamos aquí, a finales de febrero, es una buena época para haber hecho un rallye. Nuestro rivales no han hecho un rallye. Estamos aquí haciendo un test. La gente no ha hecho test. Estamos trabajando. Es una buena línea… a esperar a ver qué pasa ahora.

- Publicidad -